Enriqueta Aznar, Dídac Boix, Feli Cuadrado, Agustí Ferrándiz, Joan Josep Izquierdo, Tina López, Jordi Molina, Joan Torralba, Patrícia Velilla y Àngel Zàforas. Educadores sociales.

El presente artículo pretende ofrecer una visión de conjunto, de la tarea que los educadores sociales de los diferentes centros de servicios sociales de atención primaria de Tarragona realizamos con las escuelas de nuestro territorio. Esta compilación ha querido describir brevemente la intervención que desarrollamos teniendo en cuenta que las diferentes dinámicas de cada barrio hacen que también sean particulares las intervenciones que se llevan a cabo.

Para evitar les repeticiones innecesarias, hemos hecho un esfuerzo de síntesis de las tareas comunes describiendo de manera genérica su particularidad, pero sin entrar en todas las variaciones posibles.

Proyectos generales

Los proyectos que desarrollamos desde las EBASP y que tienen relación directa con nuestro trabajo en las escuelas, los dividimos en tres grandes grupos: los centros abiertos de niños, las aulas de estudio y los proyectos dirigidos a los más pequeños, donde se trabajan aspectos más específicos que hacen referencia a la psicomotricidad y a la expresión corporal.

Todos funcionan en horario extraescolar y pretenden desarrollar cuatro áreas generales de actuación y finalidades: la de socialización y desarrollo de la personalidad, la de los aprendizajes, la del conocimiento del entorno y el área de salud.

Aunque son proyectos propios, nos ayudan a propiciar y mantener una relación estrecha con la escuela, ya que mayoritariamente los participantes pertenecen a las escuelas de la zona de cobertura y nos permiten, en muchas ocasiones, hacer un seguimiento coordinado de los aspectos socioeducativos de algunos de los niños con los que intervenimos de manera conjunta.

En todo este proceso la colaboración que tenemos con las escuelas abarca desde la información dirigida a las familias sobre las actividades que se desarrollan, a los proyectos, su misma derivación, el seguimiento y, en algunos de ellos, hasta se facilita la utilización de los espacios de la escuela más adecuados.

Proyectos específicos

Desde hace algunos años, y en colaboración con los centros educativos de la zona de Campclar (uno de los barrios del municipio de Tarragona donde actualmente se concentra más población de etnia gitana), se ejecuta un proyecto específico de seguimiento y control del absentismo escolar. Si bien ésta es una tarea que desarrollamos en todo el territorio, es en este barrio donde la experiencia piloto queda registrada dentro de un proyecto propio.

Mediación

La conciliación mediadora que hace el educador social dentro del contexto de la escuela es muy diversa. Es decir, las demandas que se plantean son muy heterogéneas. Es por este motivo que el educador social, normalmente:

Facilita la comunicación entre las partes.
Contextualiza los hechos entre las partes implicadas.
Ofrece un abanico de posibilidades, si conviene, para abordar las dificultades.
A causa de la diversidad de las problemáticas que pueden salir desde el ámbito escolar, el educador puede trabajar con los maestros, padres y madres, monitores de comedor, veladores, psicólogos, etc. El educador tiene la ventaja de disponer de la información y de tener relación con la familia y la escuela, sin estar directamente implicado en la problemática planteada, por lo que hace la función de puente entre los miembros de la familia y la comunidad escolar.

Gestiones y tramitaciones

Los educadores sociales de primaria colaboramos durante la preinscripción de los niños y niñas, principalmente en el inicio de la escolaridad (P-3) y también al final de la etapa de primaria, en coordinación con los servicios de enseñanza del Ayuntamiento de Tarragona y los EAP de la zona.

El contacto directo con las familias, entre otras funciones, nos permite llegar a hacer valoraciones de la situación de necesidades educativas especiales derivadas de situaciones sociales desfavorecidas (no exclusivamente dificultades económicas), lo que podemos hacer constar en las preinscripciones y que permite generar otras coordinaciones con la escuela y equipos especializados.

A partir del mes de marzo, y especialmente desde mayo en adelante hasta bien entrado el primer trimestre del curso escolar, se llevan a cabo numerosas gestiones dirigidas a facilitar que todos los niños y niñas disfruten de las mismas oportunidades en el momento de incorporarse a la escuela o bien durante el tiempo que estén allí:

El Consell Comarcal ofrece ayudas para libros, comedor escolar, transporte y guardería para niños y niñas de 0 a 16 años.
El Ministerio de Educación ofrece becas para libros, educación infantil y educación especial (entre otras).
Nuestra institución también dispone de ayudas de apoyo a la escolarización que, fuera de los plazos establecidos por las ayudas y becas anteriores, y en condiciones de excepción, se pueden utilizar.
Esta tarea de gestión, aunque está acotada por los plazos de presentación, a menudo se ve afectada por cambios de residencia, nuevas familias emigrantes y otras situaciones de matrícula viva que hay que atender en cada momento.

Coordinaciones con otros equipos y colaboradores

Una de las funciones de servicios sociales es el trabajo en red con los diferentes servicios que intervienen en la población: enseñanza, trabajo, asociaciones, etc., lo que permite obtener una perspectiva globalizadora, la optimización de los recursos y aportar la posibilidad de realizar trabajo comunitario.

La intervención educativa es una intervención global por su propia definición, por lo que los niveles de coordinación que llevamos a cabo son:

Inspección del Departamento de Educación: para la adscripción de plazas escolares principalmente.
EAP, equipos directivos, coordinadores pedagógicos, maestros de educación especial: intercambio de información para valorar las faltas y posibilidades del entorno familiar que se refleja en la escuela y que se pueden manifestar en forma de absentismo, hábitos de higiene, comportamiento, etc.; trámites y ayudas, etc.
Tutores: podemos aportar a los tutores la información del entorno familiar, lo cual puede ayudarles a entender mejor la realidad del niño. En sentido inverso, nosotros podemos conocer el nivel de los aprendizajes, cómo está de integrado el niño en la escuela (socialización), falta de material, etc.
AMPA: recursos propios, colaboraciones.
La metodología que podemos establecer, según diferentes perfiles profesionales, se podría concretar en diversos niveles de profundidad y concreción:

I. Actualización de la información.
II. Definición de objetivos.
III. Objetivos que se pueden mejorar.
IV. Estrategias de intervención desde cada vertiente.
V. Evaluación.

Otros

Para finalizar, cabe mencionar dos equipos pertenecientes a nuestra empresa que intervienen directamente con las personas y con los que tenemos relación de manera habitual:

El equipo de salud escolar, formado por una doctora y una diplomada en enfermería, a parte de realizar su tarea directa con los niños y niñas de nuestras escuelas, es un equipo con el que hay que coordinarse en determinados casos: nuevas familias sin documentación sanitaria, niños con determinadas enfermedades que están en la escuela, etc.
PAISF (Programa de Atención y Apoyo a las Familias). Es un servicio propio, gratuito, que ofrece información y asesoramiento a las familias en relación con la atención a los niños y adolescentes. Este equipo, formado por una psicóloga y una educadora social, ofrece un dispositivo de consulta, de seguimiento y de formación de padres. Como equipo se presentó a todos los centros educativos, públicos y concertados, de primaria y secundaria de la ciudad, con la posibilidad de derivar directamente a los alumnos que les preocuparan